¿Quién era Euodia?

Tabla de contenidos

¿Quién era Euodia?

Euodia. ¿Le resulta familiar este nombre? Aunque el nombre no se escuche a menudo en el mundo actual, la mujer llamada Euodia en la Biblia tuvo un papel importante en la historia. Euodia tuvo un gran impacto en las personas de su vida, así como en los extraños. Esta mujer llamada Euodia es un ejemplo de que nuestras acciones a veces hablan tan fuerte como las palabras.

¿Dónde menciona la Biblia a Euodia?

La Biblia menciona a humildad, valorad a los demás por encima de vosotros mismos» (Filipenses 2:3 NVI).

Aunque no se revelan los detalles exactos del desacuerdo entre Euodia y Syntyche, la petición de ayuda de Pablo es imprescindible para continuar la misión. Las discusiones no vienen de Dios. El desacuerdo de Euodia y Syntyche puede haber tenido una razón espiritual o personal. La Escritura no dice las palabras exactas de la discusión entre las dos. Sin embargo, la interacción es lo suficientemente problemática como para que Pablo pida ayuda.

Algunas personas pueden haber visto el argumento como una razón para no creer en Dios. Hoy en día, es fácil encontrar excusas cuando las cosas no salen como queremos. El maligno está constantemente luchando y tratando de alejarnos del Padre. Usar argumentos entre los creyentes es una forma en que el mal trata de prevalecer. Pablo no quería que eso sucediera. Pablo quería que la iglesia creciera.

¿Sabemos algo sobre el papel de Euodia en Filipos?

Euodia y Syntyche formaban parte de un grupo de mujeres que compartían el evangelio. Viajando de pueblo en pueblo, posiblemente encontrando animales salvajes y gente peligrosa en el camino, estas dos mujeres y otras continuaron su viaje con propósito y dedicación.

No se indicaron específicamente sus funciones, sólo que habían viajado con Pablo. Al apóstol Pablo le preocupa que el desacuerdo pueda dar lugar a más problemas. Pide que se intervenga entre Euodia y Syntyche.

Las dos pueden haber instruido a otras mujeres para que aprendan el mensaje de Dios. Es posible que hayan ayudado a preparar la comida y la bebida durante el viaje. Durante un viaje, habría habido muchas tareas diarias y nocturnas que completar. Desde la oración diaria, la obtención de alimentos, la preparación de las comidas, el lavado de la ropa, el cuidado de la higiene personal y, posiblemente, la administración de medicamentos a los enfermos, las horas estaban llenas de tareas importantes para todos en el grupo.

Euodia podría haber sido una de las que ofreciera oración por los enfermos y los moribundos. Su ejemplo de cómo manejó el traslado de ciudad en ciudad habría sido visto por otras mujeres.

Los historiadores dicen que una reunión de oración de mujeres fue decisiva para el inicio de la iglesia.

La Biblia menciona a una mujer llamada Lidia, que adoraba a Dios. Las mujeres fueron partes vitales en el inicio de las iglesias y en la conducción de otros hacia Dios.

«El sábado fuimos fuera de la puerta de la ciudad hasta el río, donde esperábamos encontrar un lugar de oración. Nos sentamos y empezamos a hablar a las mujeres que se habían reunido allí. Una de las que escuchaban era una mujer de la ciudad de Tiatira llamada Lidia, comerciante de telas de color púrpura. Era una adoradora de Dios. El Señor abrió su corazón para que respondiera al mensaje de Pablo. Cuando ella y los miembros de su casa fueron bautizados, nos invitó a su casa. Si me consideráis creyente en el Señor-dijo-, venid a alojaros en mi casa. Y nos convenció» (Hechos 16: 13-15 ).

Aunque la Biblia no da una lista específica del papel de Euodia en la iglesia, su ejemplo habría sido evidente para creyentes y no creyentes.

¿Qué podemos aprender hoy de Euodia?

Las personas de una iglesia no son perfectas. Tenemos defectos y cometemos pecados. Como cristianos, podemos acudir al Padre, arrepentirnos y buscar su perdón. Al aprender sobre Euodia, podemos recordar la necesidad de mostrar amor y compasión a los demás. Las discusiones pueden ir y venir, pero la forma en que expresamos el amor y la misericordia de Dios a todos puede ser un ejemplo para todos.

Los líderes de la iglesia a veces no están de acuerdo. En las reuniones de los comités a veces se producen discusiones acaloradas porque una persona o grupo quiere que las cosas sucedan de una manera determinada, mientras que otra persona o grupo quiere un resultado completamente diferente.

Como los momentos de prueba se producirán, acordarse de hacer una pausa y rezar antes de hablar puede ser importante para lograr la reconciliación.

Al igual que Pablo rezó por sus amigos, nosotros tenemos la oportunidad de rezar por los demás. Darse cuenta de que todos tenemos imperfecciones puede traer un recordatorio para pensar en los demás antes de dar palabras de enojo.

Euodia estaba envuelta en un desacuerdo. Pablo pidió que se rezara por ella.

En la iglesia de hoy, cuando surgen discusiones, y las palabras duras llenan el aire, podemos encontrar la paz rezando al Padre.

Oraciones por la unidad de los líderes cristianos

1. Señor, gracias por la oportunidad de orar. Necesitamos orientación en una situación problemática. Las discusiones han llevado a palabras duras y sentimientos heridos. Por favor, ayúdanos a sanar estas relaciones. En tu nombre, amén.

2. Padre, las discusiones están provocando tensiones en las amistades. Se están tomando malas decisiones debido a conflictos de intereses. Por favor, danos sabiduría y discernimiento y recuérdanos tu fidelidad y amor. Amén.

3. Dios, únenos y guía nuestros pensamientos y palabras. Ayúdanos a hacer brillar la luz de Cristo en todas las palabras y acciones. Ayúdanos a ser un ejemplo para los demás de tu amor y tu perdón. Amén.

4. Padre Celestial, los falsos profetas están tratando de causar división en Tu iglesia. Danos sabiduría, discernimiento y revelación. Recuérdanos poner nuestra confianza y fe en ti, no en nosotros mismos. Gracias Señor, Amén.

5. Abba Padre, te necesitamos. Por favor, reúne a los líderes cristianos. Recuérdales la vocación que les has dado. Ayúdales a buscar ayuda cuando la necesiten y a acudir siempre a Ti primero. En el nombre de tu Hijo Jesús, Amén.

La Biblia es la Palabra de Dios. Cada persona nombrada o no, cada animal, cada ciudad o provincia, y más, están listados en la Biblia porque Dios los incluyó. Al leer su Palabra diariamente, podemos aprender sobre el pasado y tener esperanza en el futuro. El plan de Dios se cumplirá a su manera y en su tiempo. Amén.

Este artículo forma parte de nuestro catálogo de Personas del Cristianismo que presenta las historias, el significado y la importancia de personajes conocidos de la Biblia y la historia. Estos son algunos de los artículos más populares para conocer figuras importantes del cristianismo:

¿Cómo murió el apóstol Pablo?
¿Quiénes son los nicolaítas en el Apocalipsis?
¿Quién era Débora en la Biblia?
¿Quién era Moisés en la Biblia?

La historia del rey Salomón en la Biblia
¿Quién era la esposa de Lot en la Biblia?
¿Quién era Jezabel en la Biblia?
¿Quién era el hijo pródigo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros
artículos